Playas de arena blanquísima y agua turquesa son las señas de identidad de Jervis Bay. A tan solo 200 kilómetros de Sydney se encuentra esta popular bahía, lugar de ocio y veraneo para muchos Sydneysiders.

Jervis Bay

La región de Jervis Bay es famosa por sus espectaculares playas donde se puede hacer kayak, kitesurf, snorkel o simplemente tumbarse en la arena a disfrutar del sol; los múltiples paseos y rutas de senderismo que están señalizados en la zona; y por su fauna, se pueden ver ballenas, delfines, canguros, serpientes…

Canguros en Cave Beach Campground, Booderee National Park, Jervis Bay, Viajar a Australia

Nosotros nos alojamos en Vicentia, uno de los pueblecitos de la zona. Merece la pena levantarse para ver el amanecer y recorrer las playas de la zona antes de que el calor apriete. Hay un camino asfaltado y completamente señalizado que recorre la línea de la costa y llega hasta Hyams Beach, la playas más famosa y concurrida de la zona.

Amanecer en Jervis Bay, NSW, Viajar a Australia

Se dice de Hyams Beach que su arena es la más blanca del mundo, aquí te dejamos una foto para que juzgues tu mismo.

Hyams Beach, Jervis Bay, NSW, Viajar a Australia

Booderee National Park

En Jervis Bay se encuentra Booderee National Park. Booderee es una palabra aborigen que significa “Abundancia de peces”. El parque pertenece a la comunidad aborigen Wreck Bay, es un lugar muy especial que ofrece una gran variedad de opciones a sus visitantes: camping, surf, senderismo, snorkel, un jardín botánico o un faro perfecto para el avistamiento de ballenas (Durante los meses de invierno). La entrada al parque cuesta $11 por vehículo.

Senderismo en Booderee National Park, Jervis Bay, NSW, Viajar a Australia

En un alarde de desconocimiento total, nosotros decidimos realizar una ruta llamada Headland Walking Trails. Efectivamente el nombre de la ruta está en plural, se debe tomar un camino circular Circuit Trail desde Steamer Beach car park (11.4 km) y se va extendiendo el camino al recorrer los pequeños senderos marcados para ver las playas y cabos (Unos 20 km en total).

Headland Walking Trails, Booderee National Park, Jervis Bay, NSW, viajar a Australia

La ruta es bastante exigente y se recorren pequeños senderos (extensiones) en los que se pueden ver largartijas, conejos,  canguros y  serpientes. Las vistas al mar, el paisaje y sobre todo las pequeñas calas que se descubren al final de cada sendero son espectaculares. St Georges Head, Corangime, Kitti Point, Kittys Beach, Black Harbour y Whiting Beach, si te aventuras a hacer el sendero no te pierdas ni uno solo de los puntos de interés señalados en el camino, porque absolutamente todos merecen la pena.

Senderismo en Booderee National Park, Jervis Bay, NSW, Viajar a Australia

Si no se está en buena forma física es mejor recorrer otras zonas del parque. Cave Beach por ejemplo es famosa entre los surferos por sus olas y su acceso es muy sencillo y Green Beach es muy popular ya que a corta distancia se encuentran las rocas escocesas (Scottish Rock) y el agujero en el muro (Hole in the Wall), que se pueden visitar dando un paseo.

Cave Beach, Booderee National Park, Jervis Bay, NSW, Viajar a Australia

A tan solo dos horas y media de Sydney en coche, Jervis Bay es una opción muy acertada para una escapada de dos o tres días.

Recomendaciones:

Alojamiento

Hay que reservar alojamiento con tiempo si se quiere visitar la zona en temporada alta.

Nosotros nos alojamos la primera noche en una casa para diez personas que se alquiló a través de la página web stayz.  Es una buena forma de alojamiento, mucho más barata que un hotel y más cómoda que un albergue.

Otro día lo pasamos en un camping, Jervis Bay Caravan Park. El camping está asentado a orillas del Currambene Creek y las vistas al río son muy bonitas, es un buen lugar para los aficionados de la pesca. Como todos los campings privados tiene todo tipo de facilidades: duchas, baños, cocina

 Senderismo

Si os decidís a hacer la ruta de senderismo Headland Walking Trails no os olvidéis de llevar agua, comida, protección solar y un buen calzado.

A pesar del esfuerzo físico que supuso, esta ruta fue sin lugar a dudas lo mejor de todo el fin de semana. El parque nacional está muy bien cuidado, es precioso y lo mejor de todo no nos encontramos a nadie en nuestro camino, así que toda esta maravilla fue para nosotros solos.