Correr cerca de las estrellas, entre otras cosas

Senderismo histórico, gastronomía, festejos populares, carrera de alta montaña y una ruta por cuevas milenarias ¿Es posible hacer todo esto en tan sólo dos días? En Almería lo es y así os lo vamos a contar en nuestra primera entrada al blog.

© Tiempo de Explorar 2016

La Sierra de los Filabres se encuentra ubicada en pleno corazón de la provincia de Almería y posee una altura media de 1.500 metros. Es allí donde desde 2011 cada año el Club Deportivo Aquéatacamos organiza la carrera Media Maratón Calar Alto-Gérgal, los 21 kilómetros a mayor altura de España y la razón principal por la que decidimos pasar los días 6 y 7 de julio en el macizo almeriense.

La carrera se celebró el domingo 7 de julio y para completar un fin de semana de naturaleza y deporte merece la pena acudir al menos un día antes a la zona para visitarla y conocer el recorrido de la carrera, evitando de este modo sorpresas durante la misma.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Nosotros recomendamos realizar una ruta de senderismo histórico por Las Menas de Serón, un antiguo poblado minero localizado a unos 15 kilómetros del municipio de Serón que alberga la última explotación minera de hierro que tuvo lugar en la provincia de Almería y fue clausurada en 1968.

En la actualidad Las Menas de Serón está siendo lentamente transformado en un centro de turismo rural donde los antiguos alojamientos de los mineros, el hospital, casas de los ingenieros… ahora reconstruidos hacen las veces de casas rurales, restaurantes o camping y permiten a sus visitantes alojarse en singulares viviendas que rezuman historia localizadas en un paraje especial, la Sierra de los Filabres.

Es posible visitar el antiguo poblado minero andando por el sendero que lo rodea y realizar una corta y accesible ruta mientras se contemplan las ruinas de lo que antaño fue una explotación minera, donde llegaron a habitar más de dos mil personas.

dsc02724

No siempre coincide, pero casualmente durante ese fin de semana el municipio de Serón, situado en la ladera norte de la Sierra de los Filabres, celebraba su XIX Feria del Jamón Serrano. Es una de las ferias cárnicas nacionales más populares y se pueden degustar jamón serrano y embutidos típicos de la comarca a un módico precio.

Durante la noche el pueblo se llena de gente que disfruta de productos típicos de la tierra y puede bailar hasta la madrugada gracias a la orquesta que ameniza la velada en la plaza central del municipio y a un festival de música denominado JamónRock en el que actúan varios grupos de la zona.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Y por fin el domingo 7 de julio se celebró la esperada III Media Maratón Calar Alto-Gérgal a 2.160 metros de altitud, un evento que hace las delicias de cualquier aficionado a las carreras de alta montaña. El recorrido de la carrera es relativamente fácil, puesto que se corre por pista en su mayoría, aunque incorpora un tramo de sendero y atraviesa un esperado pero temido cortafuegos rompedor de piernas cerca de la meta.

La salida y la llegada a meta se realizan desde el Observatorio astronómico del Calar Alto y el recorrido rodea la montaña en que éste se encuentra enclavado, adentrándose en la Sierra de los Filabres, un paisaje fantástico que otorga una sensación de grandeza donde es posible respirar aire puro y divisar Sierra Nevada, la costa almeriense, el Macizo de la Sagra, Sierra Alhamilla y el Desierto de Tabernas.

Después de la carrera y para reponer fuerzas el Club Deportivo Aquéatacamos y el Ayuntamiento de Gérgal organizan para todos los corredores y sus acompañantes una comida en la piscina municipal de la localidad que puso el broche de oro a una mañana estupenda.

Y si aún quedan fuerzas y ganas de descubrir nuevos rincones os proponemos regresar por la Carretera Nacional 340a y realizar una parada en las Cuevas de Sorbas. En el Paraje Natural “Karst en Yesos de Sorbas” hay más de 1.000 cavidades excavadas en yeso y es posible hacer una visita al interior de las mismas por un precio bastante asequible.

Adentrarte en el interior de una cueva, sabiendo que hay 50 metros de tierra sobre tu cabeza y pudiendo comprobar la oscuridad y el silencio que reinan en ellas es una experiencia que merece la pena vivir y más aún si la misma es amenizada por un guía cuya ironía y experiencia te permiten disfrutarla sin temor alguno.

Esta fue nuestra maravillosa experiencia descubriendo el interior almeriense, un fin de semana completo y plagado de actividad, gastronomía, improvisación y pequeños sobresaltos que nos dejaron con muy buen sabor de boca.

Recomendaciones

–          Pernoctar o al menos tomar un aperitivo en el camping de las Menas de Serón, antiguo hospital del poblado minero que ha sido reconstruido con buen gusto y por el momento conserva unos precios muy económicos.

–          Utilizar pantalones largos para realizar la ruta de senderismo de las Menas de Serón si se pretende acceder a todos los rincones del poblado minero, puesto que las ortigas y cardos borriqueros pueden hacernos pasar un mal momento.

–          Cuidadito con la Feria del Jamón si tenéis pensado hacer un buen tiempo en la carrera. En nuestro caso lo importante era disfrutar del paisaje y terminar nuestra primera media maratón, así que nos permitimos el lujazo de tomar cervecitas y probar los jamones y embutidos de la Feria.

–          Y atentos también a lo que se os puede complicar la noche, porque quizás disfrutar de la música y la buena compañía en el Festival Jamón Rock hasta las tres de la madrugada no fue muy buena idea y nos trajo serias consecuencias: nos levantamos más tarde de lo planeado, recogimos los dorsales y nos cambiamos de ropa a toda velocidad y claro está salimos dos minutos más tarde que el resto de los corredores, sin haber desayuno y sin toda la equipación. Con las prisas, hasta tuvimos una caída en el kilómetro 2 pero esto hizo la jornada aún más divertida y apasionante. Como nosotros decimos ¡Sin riesgo no hay gloria!

2017-11-27T22:02:14+00:00

Leave A Comment

A %d blogueros les gusta esto: