La columna de Arturo Guede.

Como ya os adelantamos en nuestro artículo Al Corazón de Australia: El proyecto de Arturo Guede, durante las próximas semanas hemos cedido un espacio de Tiempo de Explorar a Arturo Guede donde él nos irá contando, de primera mano, sus sensaciones y las experiencias que está viviendo en la vuelta a Australia en bicicleta que actualmente está realizando con el objetivo de recaudar fondos para asociaciones que ayudan a la investigación de enfermedades cardiovasculares.

Si colaborar con el proyecto Al Corazón de Australia y hacer una donación para ayudar a Arturo a recaudar dinero para asociaciones de investigación de enfermedades cardiovasculares puedes hacerlo a través de esta página web: Kukumiku.

Melbourne y Great Ocean Road

Después de atracar en Melbourne pasé  como un relámpago por la ciudad. La breve estancia me permitió visitar el barrio de Fitzroy y fue suficiente para empaparme de un ambiente diferente; algo que no había sentido en otras zonas de Australia.

Tristes fachadas embellecidas con graffitis, calles repletas de galerías de arte, tiendas de segunda mano, restaurantes con cocinas de todo el mundo, bares auténticos con música en directo y repletos de gente joven y dinámica.

Una ciudad enorme pero un vecindario con casas bajas y un encanto particular. En resumen, un sitio con identidad, ambiente cultural y mucha alma dentro de una urbe. Me transportó a las zonas que transité los dos años que viví en París y que emanan arte y personalidad.

Sin profundizar más en la capital del Estado de Victoria, puse rumbo a Adelaide, al sur de Australia. Para ello, no tracé la ruta más rápida y remoloneé por la obligada Great Ocean Road. Una carretera que serpentea al lado de un enfurecido Océano Artántico y forma, a base de viento y marea, parajes naturales únicos.

Pese a evitar los tumultos de gente, cerré una cabalgata de caravanas y autobuses repletos de asiáticos. Era feliz pedaleando a lo largo de tal escenario.

Ya desde Adelaide recuerdo esa etapa como una de las más bonitas. ¿Queréis saber que me deparó el viaje hasta aquí?

Al conrazon de Australia Great Ocean Road